Carta Al Niño Jesús: Última Parte

Ya dejamos a Jesús todo lo que hemos descubierto, con quienes vivimos, qué hacemos desde dónde escribimos. Ahora, pasaremos a la gratitud. Vamos a agradecer por cada cosa que hayamos descubierto, aprendido, reconocido, nos hubiésemos dado cuenta a lo largo de este camino hacia el Belén de Nuestro Corazón.


Ejemplo:

  • Gracias Divino Niño Jesús porque por los méritos de tu infancia concedes a mi corazón confianza en ti, en María y en José para haber hablado con ellos acerca de mi vida.

  • Gracias San José por enseñarme el valor del silencio que no es guardarse las cosas sino meditarlas y hablarlas con Dios para escuchar lo que Él sabe que es mejor para mí.

  • Gracias María Santísima porque me ayudaste a hablar sobre mi mamá y encontrar otra forma de orar por mí para orar por ella.

  • Gracias Divino Niño Jesús porque me enseñaste a seguir adelante en la oración fortaleciendo la humildad para bordar al ritmo que podía.

Y así, cada uno hace su lista. No es válido escribir una sola vez "gracias" y luego un párrafo de cosas. No. Tómense el trabajo y el espacio de hacer una muy buena lista de gratitud. Así como hacemos listas de las cosas negativas, del mercado, de las cosas pendientes, de igual forma con la gratitud. Nuestro Dios se merece lo mejor, y que mejor que ser agradecidos.


Que este ejercicio supere en número los anteriores escritos.





105 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo